2012

 

El primer proyecto con el que va a colaborar la Asociación Celia Delgado Matías a lo largo de este año es reforzar el programa de nutrición de la Casa de Convivencia de Tankarpata, en la zona de Cusco, en Perú.

A este centro asisten diariamente 180 niños y niñas en condiciones de pobreza que encuentran allí un sitio seguro en el que jugar y aprender mientras son pequeños. A partir de los 14 años en los talleres se les brinda la oportunidad de aprender un oficio y aspirar a un futuro mejor.

La Casa de Convivencias tiene implantado un programa de nutrición básico que consiste en un vaso de leche diario y un plato de arroz dos días a la semana. Con lo que recaudemos este año se ampliará el programa incluyendo algún día más de arroz, algo de carne y galletas.

Casa de Convivencia de Tankarpata

Galería de fotos

01

096